COMUNICADORA

                    BIOGRAFÍA

Virginia Dröm es una marca y es una historia de vida.

 

En el año 2009 mi vida dió un giro inesperado,la realidad,es que nadie pensamos que todo el equilibrio que nos rodea se verá truncado en un solo instante por el vértigo que produce sentirse cerca de la muerte.

Desde muy joven, fui educada desde la visión de unos padres valientes, que frente a las adversidades, me enseñaron a luchar y a comprender, que en la vida, no hay nada seguro, este es un error en el que muchas personas viven y son destruidas por si mismas, al no poder hacer frente a situaciones límite.

En aquellos momentos, volviendo un poco atrás, recuerdo mirar a mi marido, aquella soleada mañana de Julio y decirle, que no se preocupara, que era momento de ponerse la armadura para salir a enfrentar una dura batalla, el objetivo era conseguir salir victoriosos, aunque seguramente, con heridas de guerra que nos marcarían para el resto de nuestras vidas.

Pero salir.

Recuerdo una noche, de aquella guerra, que no podía dormir, estirada en la cama pensando en tantas personas que me necesitaban, para tan solo, sentir mi abrazo cada mañana de sus vidas y entonces empecé analizar todo lo que había hecho en mi andadura hasta ese momento. 

La valoración fué positiva, pensando en todo el amor que había repartido a los demás, en el nacimiento de mis adorados hijos y lo que habían representado para mi hasta esa noche.... el vivir.

He amado con la pasión que cualquier mujer desearía poder llegar a hacerlo, he sido de la misma forma amada y he cabalgado sobre palabras que me han hecho la mujer más feliz del mundo y eso me ha hecho sentir importante, también he sido querida como hija y valorada como tal y como no decirlo, he sido y soy una de las madres de este mundo que más besos y abrazos recibe de sus maravillosos hijos.

Pero aquella noche supe que dentro de tanto amor había olvidado algo,lo más importante de todo....

Amarme a mi misma de la misma forma en que lo hacía a los demás.

Ya no quería seguir siendo exclusivamente, la hija de, la esposa de, la madre de, la amiga de. Era momento de ser yo misma, de elegir por mi y para mi, de vivir mi vida plenamente. Tan solo ser yo misma y volver a ilusionarme con aquello que dejé aparcado a los 20 años.

Y de esta manera, me levanté aquella noche, me senté frente a la máquina de coser, que me habían regalado hacía años y tenía olvidada como tantas otras cosas, cogí una tela y empecé a coser sin parar, rebusqué, trozos de piel, medallones y que sé yo, se hizo de día, tras horas de ilusión acompañada de una preciosa música de fondo que me envolvía en sus notas y mil promesas a mi misma.

Ese primer bolso fué el inicio de tantos más que crearía y vendería, aquella noche apesar de mi fragilidad corporal, mi alma estaba lista para despegar de nuevo y alimentada con ilusión y de amor a mi misma fué esa noche en la que nació Virginia Dröm.

Dröm en sueco significa "soñar" esa fue la palabra que me acopañaría desde aquel momento hasta el día de hoy.

Mis diseños han sido llevados por mujeres increíbles en todo el mundo, desde Asia, EEUU y Europa y que se yo, creo que mis bolsos han viajado por  toda la tierra practicamete,algunos fueron creados para mujeres con las que he tenido el placer de charlar de la vida, juntas en mi despacho, haciendonos confidencias desde lo más profundo del alma. Mis bolsos son un símbolo de crecimiento, de amor a la vida, son el recordatorio de que podemos conseguirlo, solo tenemos que creer en aquello que deseamos y luchar por ello.

En el 2017 cree mi  programa de radio llamado "El café de los sueños" donde mujeres licenciadas colaboran conmigo cada jueves, dando lo mejor de ellas mismas,cada programa preparado con mucho trabajo de fondo, me hacen sentir que formamos juntas grandes compañeras en este mundo tan incierto. Somos parte de un símbolo,aquel en el que las mujeres seguimos mostrando que podemos conseguirlo, que somos capaces de trabajar con varias manos como los pulpos y de además empatizar para ayudarnos en difíciles momentos.

Con mi pequeña historia solo quiero poder ser el sútil empujón para aquellas mujeres que en algún momento tengan la intención de abandonar sus sueños pensando que no pueden más y decirles que siempre podemos un poco más y que no importa la edad para volver a empezar, hoy a mis 55 años sigo soñando con amar, sigo estudiando y continúo esperando la oportunidad de poder llegar a todas vosotras.

Gracias por tanto a Virginia Dröm que no solo es una marca sino la suma del  el esfuerzo y el sueño de una mujer apasionada por la vida.

POR QUE VIVIR ES UNA MARAVILLOSA AVENTURA

 

                                                                                                                                                       Virginia Dröm

"MI AGRADECIMIENTO A MIS PADRES POR SER MIS MAESTROS, A MIS HIJOS POR SER MI ALIENTO CADA DESPERTAR Y A TODO AQUEL QUE ALGUNA VEZ ME QUISO TAL Y COMO SOY CON MIS DEFECTOS Y MIS VIRTUDES."